La afición tiene un culpable: “¡Murthy vete ya!”

La afición tiene un culpable: “¡Murthy vete ya!”

Cuando Mestalla al completo sacaba los pañuelos abroncando al palco, apareció el feliz Diakhaby para empatar en un córner. Pese al empate, el gol y la celebración del chico francés, que no sabía lo que estaba pasando, el estadio siguió protestando girado hacia el palco. Sin duda una tarde de bronca y pañolada que Peter Lim y Anil Murthy tardarán en olvidar.

Una máquina perfecta. sin errores, sin agobios. El engranaje defensivo del Sevilla es el mejor que ha pasado por Mestalla esta temporada… y aquí ha jugado la Juventus de Allegri. No se puede decir que el Valencia jugara un mal partido, pero pareció demasiado pueril para acabar con una estructura inquebrantable. Un ejército de hobbits intentando derribar la muralla China. Imposible hasta el 93.

Los pinchazos no hacen milagros. Guedes se sometió el miércoles a un bloqueo del nervio para evitar los dolores que le están amargando la temporada. Marcelino quería a toda costa que jugara contra el Sevilla. Lo cambió a la hora de partido tras otro enceuntro insulso.Si no está no está. Déjenle en paz. Que se opere y listo.

Los jugadores del Valencia acabaron el partido muy disgustados con la actuación de Estradas Fernández. Demandaron dos penaltis por manos que el colegiado no concedió. El primero lo consultó con el VAR, pero el segundo ni eso. El árbitro catalán tuvo que avisar dos veces a Marcelino, pero al final no le expulsó.

Dicen de los porteros que deben estar en el partido desde el primer hasta el último. El checo del Sevilla se aplicó ayer el cuento. En la primera jugada del partido se sacó una doble parada a remate de cabeza de Garay y posterior rechace de Santi Mina que dejó las cosas dónde estaban cuando sólo se habían jugado dos minutos. Enorme Vaclik.

Es un tierra trágame de manual. El día que viene el jefe, Lim estaba en su palco privado que el miércoles en Mestalla juega el Manchester, la grada, volcada con el equipo y animando a los jugadores le canta al presidente en al menos en cinco ocasiones que abandone el sillón y se vuelva a Singapur con un rotundo “Murthy , vete ya”. Significativo.

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscribase al boletín

Manténgase informado de nuestras
promociones y concursos!

Escriba su dirección de e-mail: