A 180 minutos de la gloria

Barcelona está más cerca que nunca de Roma. El Chelsea es el último escollo que le falta por superar para conseguir llegar a la gran final que se jugará en la capital italiana. Si el futbol fuera justo, los de Guardiola no tendrían problemas para eliminar a los londinenses. Pero este deporte no entiende de justicias y los blues son el peor rival que se podrían encontrar los culés a estas alturas de la competición. Desde que Guus Hiddink cogió las riendas del equipo del gran magnate Roman Abramovich, las cosas han cambiado mucho en Stanford Bridge. El técnico holandés ha conseguido cambiar el rumbo de un conjunto a la deriva. Su mano se ha hecho notar en pocas semanas y ahora el Chelsea se ha convertido en un grupo fiable, compacto y efectivo. Los resultados son evidentes y el juego también ha cambiado considerablemente. Seguir leyendo...

Artículos Relacionados


Comentarios :

Deja un comentario!

Añade aqui tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a estos comentarios via RSS.

Se amable, limpio, mantente en la temática del Artículo y no hagas Spam.


Suscribase al boletín

Manténgase informado de nuestras
promociones y concursos!

Escriba su dirección de e-mail: