La lesión de Mohamed Salah tras una entrada de Sergio Ramos puso al sevillano en el ojo del huracán de las redes sociales, que se lanzaron a acusarle de lesionar a propósitoa la estrella del Liverpool en la final de la Champions.

Kareem Shaheen, corresponsal del diario londinense The Guardian en Turquía y Oriente Medio, llegó a tuitear que «Sergio Ramos está oficialmente por delante de Ricardo Corazón de León como enemigo del Islam».

En Twitter Arabia Saudí «Ramos hijo de perra» se convirtió en tendencia, y no cesaron de tuitearse críticas duras al de Camas.